Kiosko Roca: tradición de choripanes y leche con plátano en Punta Arenas

El frío en Punta Arenas es cosa seria. Sientes que te cala los huesos y si a eso le sumas un viento de más de 100 kilómetros por hora, estás casi perdido. Por eso, nada mejor que entrar a un local calefaccionado, con rápida atención y donde algo rico te espera.

Así es el Kiosko Roca (a media cuadra de la plaza, por calle Julio Roca), un lugar pequeño donde con suerte caben unas 15 personas en la barra, pero que seduce con sus choripanes y leche con plátano. Esta célebre mezcla lo llevó a ser galardonado por el Consejo Nacional de la Cultura como La Mejor Picada de Chile en 2012.

Adornado con banderines y cuanto souvenir existe de Universidad de Chile, este famoso local ya se volvió una religión por sus pequeñas hallullas con pasta de chorizo y la leche con plátano casera. La combinación puede sonar letal para el estómago, pero hasta hoy, no he escuchado que le haya caído mal a alguien.

Las veces que he ido siempre mi dosis es tres choripanes ($400 c/u) y un vaso mediano de leche con plátano ($500). También existen los sándwiches choriqueso ($500) o queso solo ($400), y también se puede tomar café. Es realmente una picada.

Me atrevo a decir que no hay magallánico que no haya probado estas delicias, así que quienes estén vacacionando en la región o tienen pensado ir, no duden en darse una vueltita por este local. Merece ser visitado.