Uncle Flecth: una verdadera hamburguesa en Bellavista

Por Álvaro Araya 

No necesité leer columnas ni críticas especializadas sobre este nuevo local de hamburguesas. Mi instinto food hunter me llevó hasta “Uncle Fletch” pocos días después de su inauguración. ¿Cómo me fue? Pase y lea.

Para qué estamos con cosas, todo entra por la vista. Cuando llegué al local, me causó una súper buena impresión: ondero, buena decoración y bien espacioso. Eso sí, fui un viernes en la noche, así que había harta gente, aunque a pesar de eso, no esperé más de 5 minutos en un sillón bien amplio y cómodo.

Una vez en la mesa, empecé a echarle un vistazo a la carta. Me abrumó la variedad de cervezas que tienen, pero opté por un shopito de Heineken, bien tradicional. No probé appetizer (me arrepiento), y me fui directo al grano: pedí The Big Texas, 200 gramos de carne, queso Pepper Jack, aros de cebolla, tocino frito, lechuga, tomate, salsa BBQ y jalapeños (no tan picantes). TREMENDA.

La atención también es súper buena, meseros jóvenes y amables, y lo más importante, no demoran en traer tu pedido.

En el papel todos los ingredientes deliciosos, en la realidad: insuperable. Quiero destacar, eso sí, el sabor y elaboración de la hamburguesa: carne de verdad, cabritos. Olvídense del plástico del McDonald’s. Todas vienen acompañadas de “papás rústicas”, también exquisitas.

Ojo, que si le queda algo de espacio después de la burguer, también puede rematar con un postre, vale la pena pegarle una hojeada a la carta, porque hay varias alternativas bien interesantes.

La burguer con cerveza le va a salir $10.000 aprox. pero que vale cada peso. Si se le abrió el apetito, tome nota, Uncle Fletch está en Dardignac 0192 (esquina Mallinckrodt).