La Bamba: sandwiches abundantes para el bajón en Vicuña Mackenna

Hace ya harto tiempo llegué por casualidad a “bajonear” a un pintoresco local en Vicuña Mackenna. Venía de un carrete con un hambre brutal, ese que sólo es capaz de saciarse con un abundante y sabroso sandwich, tal como el que encontré ahí. Me fui feliz, sabiendo que tenía una nueva picada: La Bamba.

Pasó el tiempo y jamás volví, pero ayer al pasar por fuera me animé a escribir esta reseña. Aún está ahí, esperando durante la noche y gran parte de la madrugada a los comensales que, hambrientos, pasan a terminar su día.

Las preparaciones son extremadamente abundantes. Mucha, pero mucha palta. Más que en los típicos establecimientos que se jactan de sus tamaños y “generosidad”. Resulta todo un desafío comer sin botar. Ases, completos, churrascos, lomitos, hamburguesas, papas fritas, etc. Todo a buenos precios.

Lo mejor es que, según averigüé, la calidad sigue siendo la misma. Olvídense de encontrarse con ese sándwich que resulta ser casi puro pan. Debe ser una de las mejores picadas del tipo “bajón” existentes en Santiago. A estas alturas, ya es un clásico.

Como referencia, el As Italiano cuesta $1000 pesitos.

Vicuña Mackenna #976.