¿La “Fuente Alemana” en Viña del Mar?

De paso por Viña del Mar fui a conocer la “Fuente Bávara” que, según averigüé, pertenece a los mismos dueños de la Fuente Alemana de Santiago, lo que queda en evidencia por la presentación del local por fuera y la distribución por dentro.

Al igual que en la capital, uno come en una barra mientras preparan los sándwiches en el centro del local, a vista de todos los clientes que, ansiosos, se vuelven locos con la espera y los olores.

Una de las diferencias que noté es que acá ofrecen sándwiches tamaño normal y grandes, algo que no ocurre en la capital.

Como era de esperar, pedí un lomito italiano grande en pan frica que resultó tener el sabor y la calidad clásica de su hermana capitalina. En resumen, una maravilla. Ingredientes de calidad, la carne suave y sabrosa y esa mayo perfecta que todos quisiéramos tener siempre.

Obviamente, los precios son similares. O sea, no es barato. El lomito con una bebida me costó $6800 pesos, pero lo vale.

La dirección es Plaza Latorre 74. No se vaya a confundir, el lugar tiene varios “vecinos” que también sirven sándwiches de precios más módicos, los que “salvan” si uno anda corto, aunque son de un perfil más estudiantil.