Fuente Suiza: parada obligada en Santiago

Un sitio web como éste no puede dejar de mencionar a la Fuente Suiza. Si hay algo que es seguro, es que este clásico de Ñuñoa se disputa, con la Fuente Alemana, los mejores sándwiches de Santiago.

Claro, los parroquianos fieles siempre preferirán una por sobre la otra, pero esto no implica que puedan negar las bondades de la que no es su preferida. Eso sí, en la Suiza hay algo que su competencia teutona no ofrece y que vuelve adictos a sus nuevos comensales: las empanadas fritas.

Las hay de diversos tipos (queso, queso-camarón, queso-macha, etc.) y siempre vienen bien con una cerveza. En estos locales tradicionales el servicio casi siempre es de primera, a menos que estén sobrepasados, por lo que el pedido es siempre fresco y delicioso.

No lo duden. Si no les gustan las empanadas, vayan por los tradicionales -y soberbios- churrascos, lomitos, completos o fricandelas. Tendrán para regodearse.

Precio promedio de $6000 por persona.

Avenida Irarrazaval #3361