El Amado Pulled Pork

Había oído hablar maravillas de las preparaciones de Amado 27. Antes que se hiciera famoso por su pulled pork, lo conocí de pasada cuando acompañé a un amigo a un tardío almuerzo un día de compras previo a la navidad. En esa oportunidad, sólo me tomé un schop.

Finalmente, me animé hace poco y partí a probar el famoso sándwich que ha tenido tanta visibilidad en medios y se ha llevado las palmas de tipos como yo, pero más famosillos, que les gusta comentar sanguchitos.

Al llegar, lo primero que hice fue pedir una cerveza. Poca variedad, pero de todas formas pude disfrutar de un schop Goose Island IPA, marca presente hoy en varios boliches santiaguinos.

Seguí con el “Amado Pulled Pork”, su ahora icónico sándwich de chanchito deshilachado, y mis sensaciones se alinearon con las de quienes, inteligentemente, lo habían degustado previamente.

Hablamos de un costillar de cerdo deshilachado que, luego de cocinarse por 10 horas, se mezcla gloriosamente con pepinillos caseros, coleslaw, salsa barbecue y queso cheddar. Todo en un pan liviano, con una grata textura y muy sabroso. Definitivamente, un sanguchito que hay que probar dado que logra salirse, con éxito, de las clásicas hamburguesas, churrascos y lomitos. Y ojo, no digo que estos no me gusten. Sólo destaco el hecho que en Amado 27 se atrevieron con algo nuevo -al menos en Chile- y la rompieron.

Por si fuera poco, viene rodeado de unas exquisitas papas fritas con cáscara. Cosa más buena. ¿Valor? $6.900.

Las Urbinas 27, Providencia.