Santiago Centro: disfrutando las empanadas del “Dos y Dos”

Hay locales que se han ganado un lugar en el corazón de quienes transitan diariamente por el casco histórico de Santiago. Uno de ellos es el bar restaurant “Dos y Dos”, hasta donde llegan diariamente trabajadores de todo tipo que buscan comer algo rápido, al paso, o refrescarse, sea a la hora de almuerzo o tras terminar la jornada laboral.

Aquí reinan las empanadas fritas, que hace rato vienen quitándole clientela a otro emblemático establecimiento, “El Rápido”, que está al lado y sigue siendo un clásico de Santiago, independiente de la opinión que se tenga de él.

Pero en el “Dos y Dos” no sólo hay empanadas. La clientela también disfruta los distintos sándwiches, que van desde el arrollado de huaso al chacarero, y que suelen acompañarse con cerveza, una cañita de vino o un borgoña.

Es un bar tradicional, transversal, autóctono y criollo, de esos que nos transportan a los orígenes de la bohemia santiaguina de la clase trabajadora. No fancy, pero lleno de esa nostalgia de la capital de ayer.

Bandera 341, local 1077, Santiago.