Krossbar presenta trago de mote con huesillo y cerveza

“El San Cristóbal”. Ése es el nombre del nuevo cóctel con el que Krossbar buscará refrescar -y animar- el verano de 2018.

El copetito es una mezcla de Kross Golden con Ole Smoky Original (whisky), macerado con jugo acaramelado de duraznos deshidratados y elaborado en el mismo bar con mote de trigo.

“Actualmente en el Kross Bar tenemos 22 cervezas en schop y más de 60 en botella de todas partes del mundo, además de las series experimentales. Como bar cervecero, nos gusta experimentar con cócteles con cervezas dando así novedad y frescor a nuestros clientes que buscan de alguna forma que los sorprendamos”, comenta José Tomás Infante, co fundador de Kross.

Esta preparación es parte de la nueva carta de cócteles, platos y postres de Krossbar. Cuesta $3.800.