Providencia: sándwiches saludables y llenadores en Ensaladería Holm

En nuestro recorrido por Providencia y tentados por un par de buenas recomendaciones, llegamos a Holm Ensaladería. En lo primero que me fijé fue justamente en la palabra “ensaladería”.

Siempre he encontrado que comer ensalada es fome y sinónimo de morir de hambre, pero acá aparte de comer rico también tuve que comerme mis palabras.

Lo primero que llama la atención en Holm, es su particular forma de pedir la comida. No hay carta, todo lo que ofrecen está escrito en una pizarra y tú lo pides en una barra llena de colores, vida, frutas y verduras.  

La primera gran elección es el jugo. Existen 26 tipos de combinaciones, todo muy bien preparado, fresco y 100% natural (lo preparan a tu vista, no hay engaños). Un dato importante, el restaurant tiene dos menús. A la hora de almuerzo, se encontrará con múltiples ensaladas, pero no pienses que es algo fome. Acá no hay lechugas locas repartidas en un plato o dos tomates mal picados. La ensalada en Holm es la especialidad y la cambian todos los días. No te repetirás el plato.

En la noFullSizeRenderche (horario en el que fui) me encontré con “Junk Food”, que son    pizzas y hamburguesas en formato saludable y, lo más importante, no es una porción pequeña.

Pedí el sándwich Mr. Piggy and Mr. Cheese, que incluía tocino, queso, tomate horneado y crudo, palta y pepinillos dulces, todo servido en pan de la  casa, fresco y tostado acompañado de un jugo Sweet Dreams (pomelo,  naranja, limón).

Ya lo sabes, en pleno Providencia podrás matar el mito que la comida saludable es fome y te deja con hambre. En Holm podrás disfrutar de una rica variedad de platos y no te irás a la casa sintiéndote culpable por comer un sándwich. Eso te lo firmo.

PD: Dan ganas de probar todos los jugos, increíble sabor.

PD2: No es barato y la atención no es muy veloz. Te recomiendo ir con tiempo e idealmente pasado las 7 de la tarde, hay menos gente.

Padre Mariano 125. Providencia