Perdió la magia: completo italiano en “Café Universitario”

Cuando era chico, muy chico, estudiaba en un colegio en calle Vergara, en pleno centro de Santiago.

Así eran los completos que yo recordaba de este lugar: abundantes y con esa perfecta mayonesa. Hoy son todo lo contrario. Foto: Foursquare / 2013

Por ahí, en Blanco Encalada con Almirante Latorre, frente a Beauchef, estaba el “Café Universitario”, donde siempre íbamos con mi familia a chanchear. Mis recuerdos de ese lugar tienen que ver con sus completos y, específicamente, con su mayo: era demasiado buena.

Precisamente, ayer me encontraba por la zona y quise visitarlo para ver cómo estaba. La última vez que fui debe haber sido en 2007 o 2008, después de una ida al Fantasilandia con la universidad. Su buen bajón.

En esa ocasión, no había cambiado mucho de lo que yo conocía. Los completos seguían buenos y mantenían esa perfecta mayonesa, que –a mi juicio- marca la diferencia entre un buen “Italia” y uno normal.

Sin embargo, mi última visita fue diferente. Ahora se denomina “Café y Bar Universitario”. Como muchos lugares, ofrece colaciones, por lo que varios estudiantes y profesores de la Chile (que está al lado) pasan a comer por ahí. También lo hacen trabajadores del sector. Pero eso no fue lo que me extrañó.

Quise rememorar mi infancia y pedí dos vienesas italianas, confiando en que llegaría algo que disfrutaría a concho. No fue así. A mi mesa arribaron dos completos que nada tenían que ver con el de antaño.

Una mayo totalmente diferente a la que amaba. Poca, escondida bajo el tomate y casi sin sabor. Apenas se notaba. Muy poca palta. Lo que más había era tomate, que estaba bastante frío. Lo único que puedo rescatar es que la salchicha parecía de mejor calidad que en otros lugares, pero sólo eso: una decepción. Tanto así, que ni siquiera valía la pena tomarles una foto para este reporte (usaré alguna de por ahí). En resumen, un sándwich sin cariño.

No es opción considerando que bordea las 2 luquitas. Definitivamente, este completito, que tanta gloria tuvo en el pasado, hoy no queda entre los mejores. Ojalá pueda volver algún día en gloria y majestad, para ocupar el lugar que alguna vez ostentó, al menos en mi vida.

Post publicación:

Estuve revisando los comentarios del lugar en Foursquare. Muchos de ellos son positivos y, de hecho, hay fotos de los completos que recuerdo, pero toda esa información es de 2013. O sea que en 2014 algo ocurrió que terminó así. Los italianos que se aprecian en esa web son totalmente diferentes al que yo comí.