Fogón del Leñador de Puerto Montt se luce con su asado al palo

En vacaciones uno se da sus licencias y gustitos. Por eso, para quienes estén en Puerto Montt o próximamente viajan para allá, no dejen de visitar el Fogón del Leñador.

Este restaurante me encantó. Lo visité la semana pasada y más que una grata impresión, diría que me comí uno de los mejores asados al palo que he probado en el último tiempo. Muy rico, de verdad.

El lugar, ambientado al estilo sureño, está en pleno centro de la ciudad (Rancagua 246). Su especialidad son las carnes a la parrilla, salvo que todos los viernes preparan además carne al palo. Como caí parado un viernes, me la jugué por la especialidad del día. En pocas palabras, un manjar.

Asado exclusivamente con sal, el generoso corte (tapapecho o punta paleta, no me supieron definir) quedó sabrosísimo. Lo acompañé con papas asadas y una ensalada mixta. Todo muy bueno. Previamente, para la espera te entregan una bandeja con sopaipillas recién hechas acompañadas por distintas salsas picantes y pebre.

En cuanto a precios, está un poco por sobre la media, pero quedé tan satisfecho que ni me dolió pagar. Les hago un recuento: carne, papas, ensalada (para tres), un pisco sour y una coca cola zero, todo por 15 luquitas. Insisto, un poco caro, pero lo vale. La atención, un siete.