Lo bueno y lo malo de FKN Burgers

¿Ven la palta? Yo tampoco.

En plena cuarentena, parece ser que lo único que podemos seguir haciendo es comer cosas nuevas. Les guste o no, el delivery asoma como EL panorama en tiempos de confinamiento. Fue así como, revisando la oferta de hamburguesas en una conocida app, llegué al menú de FKN Burgers. Me sonaba pues su estrategia de redes sociales no hace más que mostrarme llamativos anuncios que, finalmente, me hicieron ceder.

La cosa es que encargué una “FKN Surf & Turf”, hamburguesa con camarones apanados en panko, láminas de palta, salsa criolla, mayonesa y salsa de ají amarillo. Al llegar el pedido, la impresión fue bastante buena. Me encontré con un packaging compacto, bonito y con buen diseño. Top. Al abrirlo, la cosa cambió un poco: una discreta porción de papas fritas -que, debo decirlo, estaban bien ricas- y una burger pequeña aunque bien armada.

Al probarla, la sensación fue buena, mas no excepcional. Se nota que los ingredientes son de calidad, pero, a mi juicio, a la carne le faltaba sabor. En términos simples, estaba falta de aliños, de sal. Si bien la situación se compensaba parcialmente con las salsas, la verdad es que éstas no venían tan bien como creía. No digo que la hamburguesa, en su conjunto, haya estado mala o desabrida, pero creo que podrían sacarle mucho más partido. Por lo demás, esperaba un mayor protagonismo de la palta, que resultó casi imperceptible.

El pan brioche estaba muy rico: suave, esponjoso y liviano. Quizás sólo tuve mala suerte y me tocó un cocinero desmotivado. Por lo mismo, pretendo darles otra oportunidad, donde me iré a la segura con las hamburguesas más tradicionales.

En resumen, FKN está bien, cumple, pero todavía le falta para alcanzar un nivel como las de Holly Molly (pequeñas pero muy sabrosas) u otras como Honesto Mike, Mr. Jack, Uncle Fletc, La Burguesía o Albedrío.

Si van a pedir en FKN Burgers, les sugiero complementar su orden con papas fritas o algo más, pues se trata de una hamburguesa pequeñita.

Nicolás Pérez Lozano

Periodista. Fundador de Gordo Lechón. Amante de los sándwiches y las pastas. Adicto a los quesos. Disfruto de los picoteos abundantes y la cerveza bien helada, siempre artesanal. Los completos, para mí, son una casi una religión.

Agregar un comentario

Podría interesarte

H1 sánguches

Los mejores completos de Santiago para disfrutar este 2022

Hace pocos días celebramos un nuevo “Día del completo” y las redes sociales se llenaron de fotos del que, seguramente, es nuestro sándwich más emblemático. La gran noticia de este año es que La Terraza -y su rico completito- han regresado en gloria y majestad. No así el Póker. Pero la vida sigue y podemos […]

Seguir leyendo
Para beber sánguches

La gran sorpresa de Cantina Montt

Cantina Montt es un bar cervecero como muchos que han aparecido desde que la movida craft beer comenzó a agarrar vuelo. En su espacio -decorado con luces en guirnaldas y mesas de estilo industrial- se sirven cervezas de distintos productores nacionales, platos para compartir, sánguches y una innovadora coctelería. Pero hay algo que lo destaca […]

Seguir leyendo
H1 sánguches

Cinco sabrosos completos de Santiago para probar en 2021

Me da mucha pena escribir este post. Dos completos que, a mi juicio, siempre estuvieron entre los mejores, han desaparecido. Me refiero a los míticos del “Póker” -para mí el mejor de Santiago, Chile y el mundo- y el de La Terraza, otro establecimiento que -estoy seguro- miles extrañamos (actualización: ¡La Terraza reabrió!). Pero los […]

Seguir leyendo